Cómo preparar unas deliciosas croquetas de pollo

En Cuba es muy común preparar croquetas caseras desde la llegada de los españoles a nuestra isla, de quienes heredamos esta receta.

Ingredientes
  • 2 lb de pechuga de pollo
  • 2 lb de pechuga de pollo
  • 2 dientes de ajo
  • 1/2 cucharadita de pimienta
  • 3 cucharadas de mantequilla
  • 1/2 taza de harina
  • 2 tazas de leche
  • 1 cucharadita de perejil picado
  • 2 cucharaditas de sal
  • 2 huevos
  • 2 tazas de pan rallado
  • Aceite de sabor suave para freír
  • Agua
  • 1 taza para untar en las manos y empanizar
Preparación
  1. Lo primero que haremos será hervir toda la pechuga, la colocamos al fuego en un recipiente con suficiente agua y le agregamos una cucharadita de sal, 1 cebolla picada, 1 diente de ajo y la pimienta.
  2. Cuando la carne esté bien blanda y comience a desmenuzarse apagamos el fuego y la escurrimos. Dejamos enfriar a temperatura ambiente.
  3. Una vez que enfríe lo terminamos de desmenuzar por completo y reservamos.
  4. Colocamos una sartén en el fuego y calentamos la mantequilla, añadimos la cebolla restante bien picada en cubitos y salteamos hasta que esté trasparente.
  5. Luego agregamos la ½ taza de harina removiendo constantemente para que no se peque.
  6. Cuando esté bien mezclada añadimos las 2 tazas de leche, el pollo desmenuzado, el perejil y la cucharadita de sal que habíamos reservado. Mezclamos para que se integren todos los ingredientes sin dejar de remover hasta que la mezcla se despegue del fondo de la olla.
  7. Retiramos del fuego y colocamos en un recipiente, dejamos enfriar a temperatura ambienta y luego la colocamos en la nevera por al menos 2 horas.
  8. Pasado este tiempo, colocamos en un recipiente o plato los huevos y los batimos, en otro colocamos harina y en un tercer recipiente el pan rallado.
  9. Con las manos enharinadas le damos forma a las croquetas y luego las pasamos una por una primero por la harina, escurriendo el exceso, luego por los huevos batidos y por último por el pan rallado.
  10. Cuando hayamos terminado calentamos suficiente aceite en una sartén a fuego medio y freímos las croquetas hasta que estén doradas.
  11. Retiramos del aceite y escurrimos el exceso sobre un papel de cocina. Consumimos caliente.
Nota:
  • Si lo prefieres deja reposar por un par de horas en el frigorífico luego de que estén empanizadas, así se les adhiere mejor el pan rayado y tiene una textura super pareja.