¿Cómo preparar un Daiquirí?

El Daiquiri es un cóctel cubano con una gran historia y de preparación muy sencilla.

El sabor exquisito de esta bebida surge a partir de la combinación de ron blanco, con zumo de limón o lima y mucho hielo frappé.

Todo comenzó en 1898, cuando el ingeniero estadounidense Jennings Cox, quien además trabajaba en una mina de hierro en la zona de Santiago de Cuba tuvo que brindar un trago a sus invitados.

Acostumbraba a ofrecer ginebra, pero en esa ocasión no tenía, así que, en lugar de servir solo ron a sus comensales, decidió añadirle zumo de limón y un poco de azúcar.

Fue entonces cuando descubrió el singular sabor de esta bebida, pero no se le llamó Daiquiri hasta que el capitán del ejército libertador de Cuba, Giacomo Pagliuchi lo bautizara con este nombre.

Esto ocurrió poco tiempo después y se popularizó con rapidez por toda la Habana, tanto así que Ernest Hemingway se convirtió en amante de este cóctel.

Tomaba Daiquirí con gran frecuencia en el Bar Floridita, donde el cantinero Constantino Ribalaigua perfeccionó la receta original.

Se rumora que bebió hasta 64 Daiquiries en una misma ocasión, y que hubo momentos en los que le gustaba llevar su termo lleno de esta bebida.

El Daiquiri es uno de los tragos tradicionales más demandados de la coctelería cubana, sencillo, refrescante y muy rico.

Existen diferentes variaciones de la receta clásica del Daiquiri cocktail, como lo es el Daiquiri de fresas o de plátano.

Pero en esta ocasión conoceremos la receta original, que es la base de todas las combinaciones que se pueden hacer con esta deliciosa bebida.

Ingredientes
  • 1/2 cucharadita Azúcar
  • 1/4 onza Jugo de limón
  • Gotas de marrasquino
  • 1 1/2 onzas Ron blanco
  • Bastante hielo frappé
 

Preparación: 

Batir bien en la batidora y servir en una copa de champán.